¿Por qué ser Odontólogo?

Las personas que nos dedicamos a ejercer las ciencias de la salud tenemos un contacto muy especial con los seres humanos, tenemos esa sensibilidad con cualquier persona en el mundo. Eso se adquiere con el tiempo pero a veces se nace con eso. Los estudios universitarios se enfocan a lo teórico, pero el contacto persona a persona y las ganas de querer ayudar se lleva por dentro.



La odontología nace como una hija de la medicina por lógicas razones. Pero con el tiempo la necesidad de especializarse en esa zona particular del cuerpo humano y de intentar mejorar la vida de las personas, llevó al avance de las ciencias buco-dentales. Durante mucho tiempo los odontólogos fueron los mismos barberos, ya que la cercanía a la boca hacía fácil el retiro de dientes y de barba en una sola sesión. Pero esto fue cambiando y estos barberos se fueron especializando tanto, que se convirtieron en científicos serios de mucho prestigio y labor social.


Dentro de esa misma cultura popular, se dice que "si encuentra un buen odontólogo es más importante que tener un buen esposo(a)"; y esa es la respuesta a la pregunta que me hago muchas veces ¿Por qué me convertí en Odontólogo? Esa es la razón para ser Odontólogo, la gente necesita en todos los rincones del mundo profesionales bien preparados y éticos, no solo para ayudarlos en su estética facial, sino para ayudarlos en la salud general, ya que el mundo hoy en día es consciente de la importancia de tener una boca sana y agradable por muchos años.


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags